El Líquido de Frenos

jg.netEl líquido de freno es como la sangre del sistema de frenado, tiene una existencia oculta y, por lo tanto, a menudo es olvidado cuando se le da servicio al coche. El conductor no tiene conocimiento acerca de la importancia vital que tiene el líquido de freno. Es importante que el conductor sepa, que en el 70% de todos los vehículos, el líquido de freno se encuentra peligrosamente envejecido, tal vez su vehículo sea uno de ellos. La fuerza con la cual accionamos el pedal del freno, es transmitida (hidráulicamente) hacia los frenos de rueda, a través del líquido de freno. Al momento de frenar, los frenos de rueda se calientan a temperaturas de hasta 800 °C. Estas altas temperaturas, que se generan entre las pastillas y el disco del freno, llegan hasta el líquido de freno a través de las pastillas y de los pistones de la pinza, y lo calientan hasta el punto de ebullición.

Cuando el líquido de freno se encuentra entremezclado con agua, dicho punto de ebullición puede estar en los 120 °C a 130 °C. Cuando el líquido de freno se encuentra en ebullición, se forman burbujas de vapor dentro del sistema de frenado. El vapor no es otra cosa más que gas, y el gas puede comprimirse. Es decir, el conductor puede pisar el pedal del freno sin sentir contrapresión, hasta llegar al fondo, sin que se produzca el efecto de frenado.

El líquido de freno es el elemento que al ser presurizado por la bomba empuja los cilindros de las pinzas contra las pastillas, produciéndose así la acción de frenado. Para los usuarios de los automóviles es el eterno olvidado, es decir, muy pocos conductores dan la importancia que dicho elemento tiene. Como veremos a continuación sus características son las que aseguran una correcta frenada, pero es un elemento que con el uso y el paso del tiempo se degrada y debe de ser sustituido. Las características fundamentales del líquido de freno son las siguientes:

  • Es incompresible (como todos los fluidos).
  • Su punto de ebullición mínimo debe ser superior a los230ºC. Así conseguirá permanecer en estado líquido, sin entrar en ebullición, cuando las solicitaciones de frenada sean muy exigentes.
  • Debe de tener baja viscosidad para desplazarse rápidamente por el circuito.
  • Debe de ser lubricante para que los elementos móviles del sistema de freno con los que se encuentra en contacto no se agarroten.
  • Debe de ser estable químicamente, para no corroer los elementos del sistema de freno con los que se encuentran en contacto.

En la actualidad, la mayoría de los líquidos de freno cumplen con todos los requisitos que le son demandados, pero como contrapartida y debido a la composición de elementos que tiene, posee una propiedad que obliga a que su sustitución sea necesaria cada 2 años o 70.000 km. Esta propiedad es la propiedad higroscópica, es decir, tiene una gran capacidad de absorber agua. En ambientes húmedos, bien pudiera ser necesario el proceder a su cambio antes de los plazos anteriormente indicados.

Jesús García

CEO at JG.NET
Apasionado por el mundo del motor, se decida profesionalmente al mundo de la gestión del taller y como afición, a documentar su blog, recopilando los textos con los que hemos aprendido una larga generación de técnicos.
Jesús García

Latest posts by Jesús García (see all)